Giraluna

domingo, 30 de septiembre de 2012



Hoy tengo el enorme placer de merendar y charlar con el ilustrador argentino Poly Bernatene. Para mi es una oportunidad muy especial, porque como habréis podido comprobar los que seguís el blog, desde hace algún tiempo, una ilustración suya es la cabecera y la cara de Giraluna.
Poly Bernatene nació en Bueno Aires. Tras graduarse en la Escuela Nacional de Bellas Artes aplicó sus conocimientos en el campo de la publicidad, la animación y los cómics. Aunque en los últimos años hemos podido disfrutar de su trabajo en numerosos álbumes ilustrados y libros juveniles. 
Sus libros se han publicado en Argentina, México, España, Inglaterra, Australia, Dinamarca, Bélgica, Alemania, Francia, China, Taiwan y Estados Unidos.
Y después de esta pequeña introducción, vamos a conocer el trabajo de este genial ilustrador a través de sus propias palabras... 
En la mesa, un rico mate para él, como buen argentino y otro algo azucarado para mi.

-¿Cuando y cómo te diste cuenta que lo tuyo era la ilustración y en concreto la ilustracion para el publico infantil?
Ya me han preguntado algo parecido, pero ahora que lo pienso nunca lo he respondido correctamente porque pensaba que fue desde siempre, desde muy chico, porque siempre me gustó dibujar y de alguna manera ya desde temprana edad ilustraba: hacía mis propias historietas, mis álbumes de figuritas y dibujaba en los espacios que había en los libros que me gustaban. Pero realmente tomé conciencia de ello durante mis estudios en Bellas Artes (aprox. 1995) después de sufrir mucho por ser discriminado por presentar historietas o hacer ilustraciones para proyectos de muchas materias de la carrera un día, tajé una tela que estaba pintando, ese día decidí que haría lo que me gustara, que me gustaba pintar o dibujar pero no para que mis obras se vieran en galerías…yo quería contar historias, hacer libros. En ese momento no sabía bien cómo hacerlo y recién en el 2000 se me dio una oportunidad de comenzar a publicar libros infantiles. Podéis leer la historia completa aquí.
Mis principios fueron con muchos prejuicios, pero a través de los años comencé a comprender de qué se trata ilustrar, especialmente para niños, ellos saben bien lo que quieren y uno simplemente tiene que hacer lo que le gusta, ser sinceros y no subestimarlos, comprendí que todo es literatura y que no habría que diferenciar la infantil, simplemente me dediqué a ellos porque son los que están más abiertos a disfrutar de historias contadas con imágenes… y porque los chicos son lo más puro y transparente que tenemos en nuestras vidas. De esto tomé mucha más conciencia cuando me convertí en padre.

-Dinos, ¿cómo se enfrenta Poly Bernatene al folio en blanco? ¿Cómo comienza el proceso creativo de un álbum ilustrado?
Doy muchísimas vueltas y para perderle el miedo de inmediato lo que hago es manchar el papel (o la pantalla), sea con texturas, formas e inclusive a veces con imágenes que me inspiran. Últimamente  las palabras también me llevan a explorar caminos, por lo general trato de que estos lugares a los que me llevan sean distintos. Me gusta experimentar, necesito que cada relato tenga su manera de ser contado y en este sentido aprendí que no quiero ligarme a una sola técnica. Es por esto que cada libro está hecho de una forma diferente: la historia es la que manda. Por todo esto es que después de elegir una escena del texto y hacer pruebas, jugar, experimentar y definir una estética (por lo general no se trata de la primera ilustración del libro, puede ser una imagen de cualquier momento, simplemente es la que más me atrae para comenzar a trabajar y hasta puede llegar a quedar afuera de la obra final) lo que hago es trabajar en los cortes del texto y plantear el libro completo en un boceto general, una miniatura. Son rápidos esbozos de lo que me imagino, dónde estarán los espacios y las diferentes situaciones que marcarán el ritmo y el dinamismo del libro.


Confío mucho en ese primer impulso que me da la primer lectura, pero mucho se ajusta y se modifica para que la narración sea clara y funcional a la historia, para mí lo principal. Es por eso que muchas veces trabajo de más y termino sacrificando elementos que pueden ser muy atractivos pero que no terminan siendo constructivos en el relato. Este momento de decisiones son los que pueden hacer la diferencia en un libro.



-En España, el álbum ilustrado vive un momento dulce, que se ha visto favorecido por el aumento de público adulto ¿Crées que es algo puntual o que cada vez son más los adultos que disfrutan con los cuentos y con la ilustración?
Creo que es un fenómeno mundial y que tiene que ver con dos cosas. Una es la abundante estimulación visual que nos viene trayendo en los últimos años el mercado a través del cine y la televisión, internet, los celulares, los juegos… que hace que los “nuevos” adultos se permitan disfrutar cada vez más de la ilustración en los cuentos, como que están más preparados a leer con imágenes. Y esta situación irá creciendo aún más.Y la otra, que tiene que ver un poco con la nueva mirada de los que trabajamos en literatura, trata de que no pensamos demasiado en edades cuando escribimos o dibujamos, como decía antes: no subestimar la capacidad de comprensión de los lectores. Esto ha ido educándolos en la imagen para que estén más involucrados y sean partícipes de la historia en este sentido. Por ende son más los que eligen libros ilustrados y se alejan de los viejos prejuicios donde los libros con dibujos son solo para niños. La parte mala de todo esto es que corremos el peligro de que se lea menos, pero justamente de eso se trata el nuevo desafío que tienen los trabajadores de la lectura: crear historias con calidad y suficientemente atrapantes como para que los lectores no nos abandonen. Todo en abundancia nunca es bueno, y lo mejor en estos casos es encontrar un equilibrio y eso se logra solo con compromiso hacia la buena literatura.

-¿Nos puedes nombrar alguno de tus ilustradores favoritos o alguno que te sirva de inspiración?
Son muchos y la inspiración viene de lugares diferentes: Alberto Breccia siempre ha sido un gran estímulo para mí, sobre todo desde lo narrativo y además ha sido un gran ejemplo porque nunca dejó de experimentar y seguir buscando. Otros: Dave McKean, Shaun Tan, Jimmy Liao, Wolf  Erlbruch, Rebecca Dautremer, Jacobo Muñiz, Jorge González. Tengo la suerte de tener entre mis amigos a talentos que admiro muchísimo como José Sanabria y Gusti. Y de más cerca, en Argentina, me gustan mucho Oscar Rojas, Legnazzi, Gustavo Aimar, Isol, Eleonora Arroyo, Luciana Fernández, Eugenia Nobati, María Wernicke, Pablo Fernández…todos muy diferentes pero geniales en lo que hacen!

-Acabas de publicar "La Familia Díaz Muerta", un proyecto por el que parece sientes una especial predilección...
Estoy muy contento con este libro porque me permitió trabajar en una temática que me encanta, tuve mucha libertad y me divertí muchísimo haciéndolo. Pero en realidad no le tengo mucha más predilección que otros, por lo general cada libro tiene algo especial para mí por razones diferentes. En estos momentos estoy muy entusiasmado con “Sapo de otro pozo”, por la respuesta que ha generado en los chicos, padres y maestros. Además es uno de los proyectos que he venido haciendo con mi querido amigo Rodrigo Folgueira, con el que trabajamos también en “Mi perro Roberto”. Libros como “¡Mamá!¡Los monstruos!” (con LilianaCinetto) o “Tita, la planta maldita” (con Paula Fernández) también son trabajos a los que les tengo cariño porque son generados entre amigos, gente que elijo para seguir creciendo juntos.

-En España disfrutamos de algunas de tus publicaciones gracias a la editorial Unaluna ¿Nos puedes adelantar alguno de tus próximos proyectos?
Estoy trabajando en varias cosas con Luciano Saracino, otro gran amigo (con el que hicimos “Agendas Monstruosas”) también con Fernandode Vedia (con quién debutamos hace años profesionalmente en el mundo de los libros infantiles). Es decir, me estoy rodeando de gente amiga en este momento que son con los que puedo plantear los proyectos de manera conjunta, ellos saben lo que tengo ganas de contar y dibujar, además con quienes pensamos seguir creciendo, con los que puedo discutir, experimentar, opinar, aprender y por ende el resultado generalmente nos llena de satisfacciones. Es difícil, porque los proyectos personales son más lentos ya que como no son por encargo los hacemos en el tiempo que nos permiten, justamente, los trabajos por encargo que de alguna manera son los quenos permiten vivir de esto y financian nuestros caprichos. De todas formas la idea es que generar nuestros propios proyectos tomen un lugar más importante en el futuro, por suerte vengo encontrando editoriales que se interesan cada vez más en este tipo de proyectos. Otra novedad para España que llega por afuera de Unaluna, es un libro que me encanta! que si bien fue por encargo de Macmillan de UK, por suerte hemos congeniado y encontrado muchos puntos en común con el escritor Jonathan Emmett (también escritor de “The Santa Trap”) y se trata de “La princesa y la cerdita” que publicará en España, MaevaYoung. Es una historia llevada con humor pero que por otro lado le dice muchas cosas interesantes a aquellos que están atentos a descubrir una excelente historia, una de las mejores que he ilustrado.

-Y por último, un consejo para aquellos que empiezan en este mundo...
Lo que me sale decir es que hay que ser genuinos, sinceros y comprometerse de corazón con el oficio. Hoy es muy fácil caer en una moda o seguir a cierto tipo de ilustradores. Puede ser el camino más fácil, pero a la larga el camino de la búsqueda, la experimentación y el riesgo puede hacer la diferencia entre copiar a otros y disfrutar del crear. Es importante dejarse llevar por las influencias, pero hacer algo partiendo de ellas también. Por eso seguir estudiando, perfeccionarse, participar en talleres o simplemente juntarse a hacer proyectos con pares es una manera de seguir creciendo. Todo lo relacionado con la creatividad y lo artístico no es sencillo, hay que trabajar duro y ser constante para lograr sentirse felices a la hora de ilustrar.

2 comentarios :

  1. Maravillosa entrada Mariola. Qué grande el talento de Poly!!! ¿Has ahorrado para su nuevo cuento? Siempre hay alguno pendiente!! jajaja. Muy buenos dias guapa!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Qué genial!! Me ha interesado mucho leer la entrevista!! Un besazo :-))

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...